Durante la primera temporada de Juego de Tronos, cuando Daenerys Targaryen aún no tenía a sus dragones y estaba casada con Khal Drogo, y le pide a la bruja Mirri Maz Duur que le cure una herida a su marido provocada tras una batalla Dothraki.

Sin embargo, ella le condena a un estado de parálisis teóricamente insalvable, y cuando la Madre de Dragones le pregunta sobre la posibilidad de que su amado vuelva a ser quien era, ella lanza la siguiente profecía: “Cuando el sol salga por el oeste y se ponga por el este.

Cuando los mares se sequen y las montañas se mezan como hojas al viento”.

Sencillamente parece una retahíla de alusiones a la imposibilidad de recuperar al Khal de Khales, por otra parte, quizá esas tres premisas pueden haberse cumplido.

La Víbora, El Perro y la Montaña podrían estar relacionados con la profecía

Teniendo en cuenta que Oberyn Martell, cuyo emblema es un sol atravesado por una lanza, murió en la parte oriental de Poniente tras la batalla contra Ser Gregor Clegane, hace que parte de la profecía se haya cumplido.

Respecto a la segunda premisa, el Mar Dothraki hace referencia a una vasta planicie de pasto ubicada en el interior de Essos habitada por los miembros de esta tribu, quienes sin embargo han abandonado su tierra para unirse a Daenerys en su lucha por el Trono de Hierro.

Finalmente y tras la épica batalla entre los hermanos Clegane, Sandor y Ser Gregor murieron, terminando así con El Perro y la Montaña.

Arya Stark, clave en la profecía

Durante el episodio 10 de la temporada 2, en el cual Daenerys Targaryen se adentra en la misteriosa Casa de los Eternos para recuperar a sus dragones, aparece repentinamente en la Sala del Trono de Hierro. Entonces, el techo está devastado y cae ceniza por todas partes, la misma que significativamente aparecía en el pelo de Arya Stark durante la masacre acontecida en Desembarco del Rey durante "Las Campanas".

Volviendo a la visión, cuando Daenerys está a punto de tocar el ansiado Trono de Hierro, escucha gritos provenientes del exterior. Parecen ser un bebé, y la Madre de Dragones decide atravesar el portón que atraviesa el Muro de Hielo, donde ve en la distancia una tienda de campaña similar en la que ella dio a luz. Allí, se encuentran su amado Khal Drogo y un bebé que podría ser su hijo perdido. Entonces, empiezan a hablar en Dothraki durante una conversación que no dura más de dos minutos, pero en la cual ambos dicen frases relevantes.

Primero, Daenerys se pregunta si "quizás estoy muerta y aún no lo sé, quizás estoy contigo en las Tierras Nocturnas", a lo que Drogo responde: "O quizás no haya querido que entrara a las Tierras de la Noche sin ti, quizás eché al Gran Semental y vine aquí a esperarte". En la cultura Dothraki, El Semental que Monta el Mundo es una figura mitológica que, supuestamente, alzará el khalasar más poderoso nunca visto.

Por tanto, el caballo blanco que se encuentra Arya durante la destrucción en la capital de Poniente podría tratarse de ese dios legendario y tiene la misión de llevar a la joven Stark para que acabe con Daenerys, y así esta pueda reunirse en las Tierras de la Noche junto a su antiguo marido y el hijo que nunca llegó a conocer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más y mira el vídeo